martes, 6 de diciembre de 2011

"La mujer que arañaba las paredes", de Jussi Adler-Olsen

Editorial: Maeva
Año 2010

Sinopsis:

En Copenhague, el policía Carl Mørck está atravesando una de las épocas más negras de su vida. Tras ser sorprendido por el ataque de un asesino, un compañero suyo resulta muerto y otro gravemente herido. Su sentimiento de culpabilidad aumenta cuando su jefe y la prensa dudan de su actuación. Relegado a un nuevo departamento dedicado a casos no resueltos, Carl Mørck ve una oportunidad de demostrar su valía al descubrir las numerosas irregularidades cometidas en el caso de Merete Lynggaard. Cuando en 2002 esta mujer, una joven promesa de la política danesa, desapareció mientras realizaba un viaje en ferry, la policía decidió cerrar el caso por falta de pruebas. Sin embargo, Merete Lynggaard sigue viva aunque sometida a un terrible cautiverio. Encerrada y expuesta a los caprichos de sus secuestradores, sabe que va a morir. Carl Mørck ha de utilizar todo su ingenio e intuición.
...............................................................................................................................................

Jussi Adler-Olsen (1950), es un autor danés que, después de realizar diferentes cursos y estudios en distintas profesiones (Ciencias Políticas, Medicina, Sociología y Comunicación Audiovisual), se embarcó en su carrera literaria en 1984 con dos libros sobre Groucho Marx. Su primera novela exitosa, La casa del alfabeto, se publicó en 1997. Su primer thriller criminal de la serie Departamento Q: La mujer que arañaba las paredes, fue publicado en 2008. El libro está situado en su país, donde ha alcanzado los primeros puestos en las listas de más vendidos. Adler-Olsen cree que gran parte de este éxito se debe a la originalidad de la historia: "He intentado enseñar a los lectores paisajes y situaciones que desconozcan y crear unos personajes más innovadores, que no estén cargados de clichés. Si bien hoy en día ya está casi todo inventado, tu forma de escribir sí puede ser nueva, y eso te diferencia del resto".

Para mí  "La mujer que arañaba las paredes" ha sido un libro estupendo, una historia de las que te enganchan y no puedes parar de leer. Lo mejor han sido los personajes, sobre todo los protagonistas: Carl Morck y su ayudante Assad me parecen geniales los dos y desde luego no se parecen a ninguna otra pareja policiaca que haya leído. Es cierto que estamos otra vez ante un policía con una vida personal desastrosa, eso no es nuevo en el género, pero el tipo de policía ante el que nos encontramos y su actitud ante la investigación, sobre todo al principio, sí que lo es. Aunque la sinopsis dice que Carl Morck ha de utilizar todo su ingenio y su intuición, al principio está claro que pasa de todo y llegas a dudar de que salga del pozo en el que está metido y aunque pronto su mente de policía le arrastra a seguir investigando no es consiciente hasta prácticamente el final de que de su investigación depende la vida de una persona, puesto que todos están convencidos de que la víctima está muerta.

El hecho de ir sabiendo al mismo tiempo que se desarrolla la trama lo que le ocurrió a la víctima y lo que le está ocurriendo añade emoción y tensión a la historia, aunque hay que decir que quién es el "malo" lo intuimos prácticamente desde el principio y el hecho de que sea un malo tan malísimo (loco de remate) hace que el final resulte un tanto de folletín gótico (no sé, algo así como las novelas del siglo XIX, tipo Dr. Moriarty casi), pero como he dicho, los personajes protagonistas, incluida la víctima, hacen que perdones ese "desvarío" del autor. No quiero profundizar en el tema para no desvelar detalles que adelanten la trama a quien no lo haya leído, sólo insistir en que me ha parecido una muy buena novela policiaca. A disfrutar.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...