sábado, 31 de enero de 2015

"Muerte en el club de lectura", de Charlaine Harris

Editorial Suma de Letras
Año de edición: 2014
Título original: Poppy done to death
Edición original: 2003
Traductora: Lluvia Rojo

Sinopsis:
Una escena espantosa aguarda a la bibliotecaria Aurora «Roe» Teagarden cuando regresa del almuerzo con Las Mujeres Engreídas, su grupo de debate literario.

Poppy, la cuñada de Roe, ha aparecido ensangrentada y muerta en la puerta trasera de su casa. Es cierto que Poppy tenía sus defectos, y que ella y su marido estaban teniendo serios problemas para mantenerse fieles el uno al otro, pero desde luego no se merecía ser brutalmente asesinada.

La investigación de un caso como este nunca es fácil dada la atmósfera chismosa de cualquier pueblo pequeño. Y menos teniendo en cuenta los romances extramatrimoniales de la asesinada y la necesidad de proteger a su familia. Además, «Roe» también está viviendo una incipiente relación romántica y la aparición repentina de su medio hermano adolescente.

Demasiadas cosas para una sola persona… incluso para una mujer tan equilibrada como Roe.
............................................................................................................................................

Este es el último libro (al menos hasta ahora) de la serie de Aurora Teagarden y con el cierro el mes de la novela negra (y criminal en general). No todos los libros de esta serie me han gustado, aunque el personaje de Aurora me ha enganchado en todos. En general, me ha atraído más el personaje y su entorno, la descripción del mundo sureño de los Estados Unidos y de una forma de vida y de relacionarse bastante diferente de la que veo normalmente a mi alrededor; creo que Charlaine Harris logra captar eso bastante bien: el ambiente y la personalidad de los individuos que aparecen en el relato.

Por lo demás, en esta historia volvemos a tener a una Aurora más investigadora, que sigue pistas buscando al asesino de su cuñada, saca conclusiones e involucra a otros en sus pesquisas. Quizás los motivos del asesino resulten demasiado simplones, pero también se insinúa que hay razones de fondo más allá de la excusa que el asesino da para cometer el crimen y conociendo el historial de la asesinada eso resulta creíble.

Resulta curioso cómo Charlaine Harris consigue mantener el tono aparentemente amable y "hogareño" propio de lo que se denomina "cozy mistery" e incluir al mismo tiempo escenas violentas, asesinatos y comentarios sobre la vida sexual de la víctima bastante escabrosos (sobre todo para la mentalidad americana).

En conjunto me ha parecido una historia entretenida y bien escrita, muy diferente de la novela negra nórdica últimamente tan en boga. Como detalle chocante os diré que el club de mujeres al que Aurora pertenece y al que iba a pertenecer la víctima, una de esas asociaciones de mujeres de clase media-alta muy influyentes en la comunidad, se llama "de Mujeres Engreídas". Alucinante el nombre, ¿no? El original es "uppity women" y no se me ocurren traducciones mucho más afortunadas (¿arrogantes?¿pedantes?). No sé si es un nombre que podría darse en la realidad o Charlaine Harris se está riendo de ese tipo de asociaciones, lo que dado que Aurora pertenece a ella y la autora la trata con considerable cariño parece improbable, Decididamente, el mundo estadounidense a veces escapa a mi comprensión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...