domingo, 31 de mayo de 2015

"Calvary", de John Michael McDonagh

Película: Calvary.
Dirección y guion: John Michael McDonagh.
Países: Irlanda y Reino Unido. 
Año: 2014. 
Duración: 100 min. 
Género: Comedia negra, drama 
Interpretación: Brendan Gleeson (padre James), Chris O’Dowd (Jack), Kelly Reilly (Fiona), Aidan Gillen, Dylan Moran, Isaach De Bankolé, M. Emmet Walsh.
Producción: Chris Clark, Flora Fernández Marengo y James Flynn.
Música: Patrick Cassidy. 
Fotografía: Larry Smith. 
Montaje: Chris Gill.
Diseño de producción: Mark Geraghty. 
Vestuario: Eimer Ni Mhaoldomhnaigh. 
Distribuidora: Hispano Foxfilm. 
Estreno en España: 6 Marzo 2015.
No recomendada para menores de 16 años.

Sinopsis:

Calvary se centra en la vida del padre James Lavelle (Brendan Gleeson, El irlandés), un hombre dispuesto a que el mundo sea un lugar mejor. El sacerdote está sorprendido por la cantidad de confrontaciones que hay en su pequeño pueblo, le entristece que sus habitantes sean tan rencorosos. Cuando está tomando confesión recibe una amenaza, y el religioso empieza a ser atormentado por los miembros de su parroquia.
.......................................................................................................................

¿Comedia negra, dicen? A mí no me ha hecho precisamente gracia. Sí que tiene algún toque de humor muy negro, pero la sensación final es de total devastación; eso sí, también de haber presenciado algo fuera de lo corriente y que merece la pena.

Los paisajes de una Irlanda rural, gris y húmeda, son un personaje más de este drama con toques de humor negro en el que vamos acompañando al Padre Lavelle conforme va visitando a unos feligreses a cual más miserable, la verdad. Pocos se salvan de una disección despiadada que nos muestra almas oscuras y aparentemente poco merecedoras de compasión. Si quitamos al anciano que no tiene ningún deseo de seguir viviendo y a la hija que el sacerdote tuvo antes  de quedarse viudo y abrazar el sacerdocio, el resto de los personajes no despiertan precisamente nuestra simpatía y nos hacen preguntarnos "¿por qué este hombre parece verdaderamente convencido de que debe seguir sirviendo a sus hermanos? ¿merece ese esfuerzo la pena?". Lo cierto es que de lo más hondo nos sale respondernos que no y asistimos atónitos a la manera consciente y consecuente con la que el protagonista se enfrenta a su destino.

No es una película amable y resulta difícil llegar al final sin sentirte revuelto por dentro, pero seguro que no os deja indiferentes. Huye de clichés y de buenismos y plantea con crudeza temas como la sexualidad, la hipocresía, la vocación, el amor, el odio... Para pensar. Muy recomendable.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...