jueves, 24 de noviembre de 2011

"El verano de los juguetes muertos", de Toni Hill


Editorial: Debolsillo
Año de publicación: 2011

Sinopsis:

En una ciudad donde nadie dice lo que piensa, un policía busca la verdad.


Tres muertes inexplicables. Dos promesas de venganza. Un verano sofocante El inspector Héctor Salgado lleva semanas apartado del servicio cuando le asignan de manera extraoficial un caso delicado. El aparente suicidio de un joven va complicándose a medida que Salgado se adentra en un mundo de privilegios y abusos de poder. Héctor no solamente deberá enfrentarse a ello sino también a su pasado más turbio, que en el peor momento y de modo inesperado vuelve para ajustar cuentas. Los sueños, el trabajo, la familia, la justicia o los ideales tienen un precio muy alto pero siempre hay gente dispuesta a pagarlo.
...............................................................................................................................................
Me ha encantado "El verano de los juguetes muertos" . Dicen que es una de las revelaciones del año (se publicó este verano) y que ya tiene contratadas un montón de traducciones y una segunda parte en marcha, aunque su autor  no está muy seguro de si dará lugar a una saga o no. Según él, los protagonistas de las sagas tienden a ser más bien neutros. Desde luego, a mí el suyo, Héctor Salgado, no me parece neutro en absoluto, sino creíble, bien construido, atractivo y próximo, al igual que sus colegas, Leire Castro y Martina Andreu. Un lujo de reparto, vaya.

Toni Hill lleva trabajando ya muchos años como traductor (de hecho, creo recordar que es el traductor de "La isla de los cazadores de pájaros", uno de los últimos libros que reseñé aquí) y ésta es su primera novela publicada. Un comienzo muy prometedor, la verdad, porque estamos ante una novela policiaca de las de verdad, con su intriga perfectamente trabajada, que se va desvelando poco a poco gracias a una investigación concienzuda y a la intuición, además de la pericia, de los investigadores; al interés de la trama policiaca se une  el de la vida personal de Héctor y sus colegas, que se nos va mostrando en pequeñas dosis, en perfecta correlación con los acontecimientos que se nos cuentan. El final de la trama te pilla casi desprevenido y el final del libro anuncia un nuevo misterio que te deja con ganas de más.

Una novela para leerse de un tirón si tienes tiempo y disfrutar de lo lindo; yo he tenido que leerla a plazos, pero me ha costado poquísimo porque os aseguro que he aprovechado la menor oportunidad para seguir leyendo. Altamente recomendable. Señor Hill, siga escribiendo, por favor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...